Ser creador de contenido es diferente a ser influencer

Está de moda el término influencer entre las empresas y entre los jovenes, las empresas quieren trabajar con ellos para llegar a más personas mientras los jovenes puede que hayan comenzado como un hobby o con un plan de negocios bien establecido en la cabeza.

Pero primero hay que hacer una aclaración bien importante para que nadie salga perjudicado en el internet, ser creador de contenido no te hace automáticamente un influencer.

Que es un creador de contenido

Un creador de contenido es esa persona o grupo de personas que se dedican a crear contenido en algún formato (Video, fotografia, escrito, memes) en internet para compartir en alguna comunidad o nicho de interés.

Lo ideal es que todo este contenido sea original, pero siendo realistas si te involucras en la creación de contenido sabes que eventualmente alguien puede tomar tu contenido sin darte crédito y usarlo como si fuera el. Este tema da para mucho pero cita la fuente y hay que darle crédito a los creadores por su trabajo

El internet es tan basto que podemos encontrar creadores de contenido en todos los temas, en todos lados y cada vez somos más.

Pero la cosa es que no todos los creadores de contenidos son influencers.

¿Que es un influencer?

En términos prácticos actuales un influencer es una casa productora que tiene influencia sobre un grupo de personas que pueden cambiar su comportamiento en base a lo que el influencer en cuestión diga.

Mencione el término casa productora porque un influencer independientemente del tamaño de su influencia funciona como una productora de video, fotografía o editorial donde se realizan piezas de comunicación.

Para sorpresa de algunos hay influencers que tienen un calendario editorial más estricto y organizado que grandes medios, donde en algunos meses fuertes se convierte en un trabajo exigente.

La influencia de un influencer se determina por un numero al que algunos expertos han denominado como tracción, esta tracción tiene que ver con el numero de seguidores y alcance en sus diferentes redes sociales. Y aunque este numero tiene mucha importancia hay otro aún más importante que es el llamado efectivo a la acción que si lo comparamos con los medios tradicionales sería algo similar al Rating.

Rating de influencers.

Si ya decidiste trabajar con un influencer es importante comprobar su rating de manera muy similar a las estaciones de radio y televisoras, mediante acciones del público sobre el que tienen influencia. Hay muchas maneras de hacerlo, se puede hacer un sorteo y medir el numero de participantes, organizar un meet and greet y ver cuántas personas asisten o mencionar que visiten un sitio web para comprar algo y ver si se vende más de lo usual.

SI tu objetivo consiste más en crear conciencia de marca cualquier influencer con muchos seguidores para que observen tu marca es lo más sencillo pero lo más complicado de convertir en acciones medibles.

La delgada línea del creador de contenido e influencer

Tanto influencer y creadores de contenido crean piezas de comunicación, llamémosle foto, video, meme o post lo que los diferencía es el objetivo de cada uno de sus creaciones y si se hace con ganas de cambiar el comportamiento de alguien o solo por diversión.

La delgada línea casi invisible entre estos 2 es que ambos tienen influencia aunque no se hayan dado cuenta de ello la diferencia tiene más que ver con los objetivos de cada uno de ellos.

Los creadores de contenidos usualmente comenzaron para promocionar sus servicios o incluso como un pasatiempo y un influencer desde el día cero es con el objetivo de influenciar a su público para venderlo a marcas.

Los creadores de contenido pueden terminar siendo influencers si los objetivos cambian o por necesidades económicas para crear más y mejores piezas de comunicación.

El valor de las cosas es relativo – valora las opiniones de los demas

El valor de las cosas usualmente se mide en dinero, podemos pagar miles de pesos por un celular pero no invertir algunos pesos en mejorar algún aspecto de tu vida o para hacer a alguien feliz.

Escribo esto después de haber recibido una llamada de una agencia de estudios de mercado (no tengo nada en contra de ellas) que me pedía algunos minutos de mi tiempo para unas preguntas sobre un producto de un banco. Entonces uno se pone a pensar en si uno valora su tiempo o el dinero.

El valor de las cosas es relativo

Imagina que tienes 1000 pesos y quieres gastarlos, con este dinero puedes adquirir cosas tan diversas como:

  • Llenar el tanque de tu carro
  • Ir 20 veces al cine
  • Varios libros
  • invitar a alguien a un restaurant elegante
  • pagar tu recibo de la Luz
  • 27 cafes en Starbuks
  • 52 cafés en el OXXO
  • 20 frascos de cafe
  • Reservar una noche de hotel frente al mar
  • Algo para hacer facilitar tu trabajo (depende a que te dediques)

Ninguna de estas opciones va a cambiar su precio pero depende del valor que te genere es en lo que vas a elegir gastarlo o invertirlo.

Ahora pensemos en el tiempo y como lo gastamos, si lo aplicamos a cosas meramente económicas como las antes mencionadas y volviendo al caso de la encuesta telefónica que el banco quería hacerme yo pregunte – ¿Me van a dar algo? a lo que contesto – No.

Así como el no valoro mi tiempo a mi me importo muy poco su encuesta, porque ademas que en otro lugares valoran mi opinión dando a cambio algo simbólico como un cono o hamburguesa ( Burger King), un cafe del día (Starbucks) se debe considerar que “Se necesitan 2 para bailar tango” y cada quien necesita recibir algo de valor.

En los negocios cuando una cliente ofrece su opinión esta dándote algo muy valioso, su tiempo, impresiones sobre el lugar, como mejorar el servicio y hasta como preparar mejor tu comida, ya como empresa decides que opiniones escuchar y cuales dejar en visto; como creador de contenido debes apreciar cada inbox y comentario, hay que valorar esos segundo de tiempo de acceso a la mente de las personas más importantes para tu negocio, el cliente.